LO ÚLTIMO

La famosa portería del Bernabéu

El 1 de abril de 1998, el Real Madrid se enfrentaba al vigente campeón de Europa en las semifinales de la Liga de Campeones.

Los Ultrasur saben de la importancia del partido, y desde antes del partido animan y jalean al equipo, encaramándose a las vallas que separan al público del campo. Entonces las porterías se sujetaban con unos tensores a dichas vayas. Justo antes de empezar el partido, las vallas ceden y arrastran la portería tirándola al suelo.

El partido no puede empezar. Los alemanes piden al árbitro que suspenda el encuentro, mientras operarios del Real Madrid buscan contrarreloj unas solución. Fue una auténtica odisea. En el estadio no había portería de repuesto, fueron a buscar otra a la ciudad deportiva, pasaron mil cosas, no podían entrar, no cabía la portería en el transporte, etc, mientras tanto en el estadio la situación resultaba bochornosa y un tanto cómica. ¿Cómo era posible que ocurriera esto en uno de los mejores estadios del mundo?

El caso es que el partido empezó a las 21.46, una hora mas tarde de la prevista.

La UEFA no tuvo a bien suspender el partido, que hubiera sido lógico, y dio la oportunidad al Real Madrid de pasar a la final, pero decidió multar al club con 115 millones de las antiguas pesetas.

El resto de la historia lo escribió Mijatovic en Amsterdam con aquel gol que supuso la ansiada séptima, salpicado por la polémica, ya que parecía fuera de juego, pero eso es harina de otro costal.

 

Juan Gabriel Ruiz García
Sobre Juan Gabriel Ruiz García

Alma mater de esta locura Más artículos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.