LO ÚLTIMO

Dieguito y yo

Corria el principio del verano de 1982, seguramente caluroso, como se dice en las novelas.

Jugabamos uno de esos partidos interminables en la calle, cerca de la hora de comer. Era sábado. Entre el barullo de niños, una pelota se queda en el aire, cerca de la portería, y ahí aparezco yo en aquel estadio imaginario del barrio de Aluche en Madrid, intentando marcar con un remate de tijereta, como se le decía antes a las chilenas. Conclusión, todo el peso de mi cuerpo cae contra mi muñeca izquierda y esta sobre el bordillo de la acera. Cúbito y radio rotos y escayola hasta por encima del codo para lo que restaba de verano como premio.

No recuerdo bien si aquella osadía termino en gol, lo que si recuerdo es que yo ya quería ser como él. Aquel verano no era como los los otros, aquel verano era el de el mundial de España. Antes los niños no podíamos ver tan fácilmente como hoy a las estrellas del fútbol extranjeras, como ocurre en la actualidad. Teníamos que mirar el As o el Marca para poder ponerles cara a los Zico, Rummenigge o Keegan de turno, y las imágenes tenían que ser viendo Estudio Estadio los domingos por la noche ya tarde casi dormidos en el sofá. Pero ese verano todo iba a ser diferente, llegaba el mundial y darían todos los partidos por la tele. Mi sueño se haria realidad, por fin lo vería jugar, vería jugar a Maradona.

En casi todas las casas de España se cambiaron las viejas televisiones en blanco y negro por las de color. Yo ya había leído cosas de él en el periódico, incluso le había visto en fotos en el viejo As color que salía los martes. Era bajito, parecía regordete a simple vista y tenia el pelo fosco y muy rizado, “el pelusa” lo llamaban.

Desde ese momento en adelante intente no perderme ni un solo partido cuando él jugaba. Lo vi jugar en los mundiales, en el Barça, en Napoli, en Boca. Nadie regateaba como él, nadie corría mas que él, nadie chutaba mejor que él y nadie sonreía como lo hacia él.

Nunca me hizo falta entrar en debates si fue el mejor de entre todos, yo se lo que el despertaba en mí al verle jugar y con eso es suficiente. Después de él me gustaron otros cientos o miles de futbolistas, pero ninguno me gusto y seguro que ninguno me gustará nunca como lo hizo él.

El otro día viendo la tele me entere que habías muerto, tu, que me pareciste siempre inmortal. Un sentimiento amargo me llenó de tristeza. Se me iba alguien conocido, un amigo. Verás Diego, yo siempre pensé que las personas que mueren nunca lo hacen del todo si se las recuerda con cariño, así que estoy mas tranquilo, tu serás siempre eterno.

Estos días he oído hablar muchas cosas sobre ti, pero una de ellas me pareció maravillosa:

“No juzguemos a Diego por lo que hizo con su vida, amémosle por lo que hizo por la nuestra”.

Chau amigo, chau Dieguito, descansa en paz.

PD: cuando llegues allá arriba, sal e intenta tirar un caño.

Últimas entradas de José Raúl Morán (ver todo)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🔔🔔AVISO🔔🔔

Saludos.

Se habrán dado cuenta que en los últimos meses la actividad de la web se ha visto muy mermada. Esto ha sido por una situación personal que ha imposibilitado dedicarle a la web el tiempo que se hubiera querido.

Esto ha hecho retrasar mucho el tema de los pedidos, y que se haya meditado incluso el cierre de la misma.

Hace unos años se decidió dar una vuelta a la organización de la web, cuando se decidió dar el salto de blog a página web, haciendo partícipe del proyecto a aquel que quisiera hacer uso de la misma.

Es cierto que al hacer la web de pago (lo que se paga es una colaboración para el mantenimiento de la misma) se le da un beneficio al usuario que paga para que la utilice. Si bien es cierto que ahora mismo me es imposible el poder hacer efectivo ese beneficio, y es por ello que después de mucho valorarlo, solo me quedan dos opciones, cerrar la web, cosa que no quisiera, o bien abrirla a todo el mundo y dejar de lado el tema de los pedidos, que tanto satura.

Con ello, volveríamos al sistema antiguo, en el que normalmente se harían la temporada completa de primera división, Champions league, y competición internacional que tenga lugar en esa temporada (Mundial o Eurocopa), además de los equipos World Tour de Ciclismo. Depende de disponibilidad se aumentarían con la segunda división española y la Europa League. Con esto se cubriría la mayoría de equipos punteros de cada temporada.

Por otra parte, se dejará habilitado el correo electrónico para sugerencias de publicaciones, que se atenderían según disponibilidad. Los pedidos que ya estén en el correo, se atenderían según disponibilidad.

En cuanto a si alguien quiere colaborar con el mantenimiento de la web será bien recibido.

Si quisiera dar las gracias a todos los que han colaborado desde que se decidió poner en marcha el sistema de colaboración económica, ya que gracias a ellos el proyecto pudo sostenerse.

Por otra parte, si algún usuario se ha sentido agraviado por el cambio que se va a llevar a cabo, y entiende que ha de ser compensado, estoy abierto a dialogar con él.

Volver a agradecer a todo el que haya colaborado con la web, y la paciencia mostrada en estos últimos meses, en los que por diversos motivos personales y laborales, la web no ha tenido el ritmo que tuvo en el pasado.

GRACIAS.